Get out the vote!

Se acerca el 22 de mayo, fecha en la que se celebrarán elecciones en numerosos municipios y comunidades autónomas de España. El 6 de mayo dará inicio –formalmente- la campaña electoral y desde hace tiempo estamos observando diferentes acciones y materiales de precampaña. Entre ellos, encontramos siempre propuestas inteligentes y originales y otras más desastrosas y rudimentarias, pero sin duda una de las cosas que más cuesta a nuestros políticos es pedir el voto directamente, algo que en Estados Unidos ya tienen más que superado.

Las acciones de petición de voto pueden ser cruciales a la hora de ganar o perder unas elecciones, sobre todo en pequeños municipios. Se trata de actividades diversas cuya finalidad última es asegurar que todas aquellas personas que nos identifican como una opción de voto vayan a las urnas a darnos su apoyo. No tienen por qué suponer un gran esfuerzo económico, pero necesitan un gran esfuerzo humano y una adecuada planificación.

Hay muchas formas de llegar al electorado: podemos organizar una maratón de llamadas (con voluntarios o profesionales del telemarketing, pero en todo caso con un argumentarlo que les indique cuándo llamar, qué decir, qué responder a preguntas tipo sobre el programa o el candidato…); sesiones de puerta a puerta (os recomiendo la lectura de la guía práctica que elaboró sobre el tema Guillem López Bonafont); envíos de e-mails y cartas personalizadas según targets, reparto de palm cards (carnets electorales), etc.

En cualquiera de estos casos, tengamos en cuenta los siguientes consejos:

1. Planifica tus acciones GOTV

Es muy importante que todas las acciones previstas de petición de voto estén claramente planificadas y organizadas en un calendario. Deberemos describir la acción y listar los recursos necesarios para llevarla a cabo, tanto económicos, como humanos y de tiempo. Importante: la planificación es el PRIMER paso que debemos llevar a cabo antes de lanzarnos a hacer nada, no un remedio casero para intentar solucionar el lío en el que nos hemos metido al no prever las cosas.

El calendario y equipo de personas que trabajará en las acciones de petición de voto deberán estar definidos, a más tardar, un mes antes de las elecciones. En cualquier caso, el equipo humano debería incluir un coordinador general, que se asegure el buen funcionamiento de todas las acciones previstas, que coordine y supervise los textos y argumentarios de las actividades de petición de voto y que sea capaz de indicar las modificaciones necesarias sobre la marcha; un responsable de la base de datos, que clasifique de manera lógica, coherente y ordenada toda la información disponible; así como un buen equipo de voluntarios, a los que deberemos, necesariamente, formar. Este sería el modelo ideal, aunque en ocasiones nos encontraríamos al jefe de campaña que hace de coordinador, responsable de base de datos y voluntario, además del resto de actividades que le pertocan. Intentemos, en todo caso, echar mano de un equipo de voluntarios y evitemos centralizarlo todo.

Las acciones de petición de voto deben realizarse dentro del periodo de campaña electoral y lo más próximo posible al día de las elecciones. Por ejemplo, si nuestra organización y recursos solamente nos permiten hacer una ronda de llamadas a contactos de nuestra base de datos, procuraremos que estas se hagan la misma semana de las elecciones.

2. Ten una buena base de datos

Para nuestras acciones GOTV es imprescindible disponer de una buena base de datos con la que identificar a los destinatarios de nuestro mensaje. Para ello es importante que durante la precampaña – y antes- los miembros del equipo de campaña y los voluntarios recopilen los nombres y datos básicos de nuestros supporters (teléfono, edad, dirección, tipo de apoyo a nuestra campaña). Una vez finalizada la recolección –de datos fiables , actualizados y bien organizados- sería ideal que tuviéramos al menos un 10% del total de votos que necesitamos para ganar las elecciones. No obstante, cuanto más azúcar más dulce, y cuantos más contactos tengamos, mejor que mejor. En pueblos pequeños este listado podría alcanzar el 50% de los votos necesarios para ganar.

Hay varios modos por los que podemos conseguir esta información –el más clásico es las ronda de llamadas. No obstante, una manera de ser eficientes y ahorrar energías en el último momento es siendo hormiguitas durante el buen tiempo, es decir, recogiendo este tipo de datos en cualquiera de nuestras actividades cotidianas de campaña y de partido. En cada evento, charla, comida de fundraising –sobre todo en actos donde la gente suelte pasta-, conferencias, puerta a puerta, etc. que organicemos deberemos anotar los datos de los asistentes y añadirlos correctamente a nuestra base de datos. De lo contrario, en época de campaña nos entrarán las prisas y optaremos por “no perder tiempo” en estos menesteres. Un buen servicio de documentación ad hoc durante el día a día nos ahorra dolores de cabeza en época electoral.

 

3. Haz campaña en positivo

Para muchos electores los materiales GOTV serán seguramente el último contacto que tendrán con tu campaña antes de ir a las urnas. Por ello el mensaje ha de ser positivo y debe resumir la esencia del proyecto político que se presenta. No es un espacio donde criticar a la oposición o donde exponer grandes proyectos. Se trata de ser claros, atractivos, de movilizar al electorado y de pedirles su voto.

4. Mensaje breve y atractivo

Los materiales GOTV son para lo que su nombre indica: para pedir el voto. Centrémonos en ello y no intentemos repetir el programa electoral en cuatro líneas. Podemos diseñar e-mails y cartas personalizadas según el público destinatario (votante joven, tercera edad, nivel socio-económico, problemas concretos de la zona donde reside…); dípticos, trípticos, palm cards (carnets electorales) o apostar por formatos más innovadores como puntos de lectura, posavasos, tarjetones con la silueta del candidato… La originalidad no tiene límites, aunque generalmente aumenta el coste del producto.  En todo caso, la extensión del texto no debería superar jamás la página y el diseño debería favorecer una lectura rápida y amable (tamaño de letra adecuado, destacados en negrita, buen uso de los colores y fondos de texto, imágenes adecuadas, etc.).

5. Mensaje de proximidad

Utilicemos un lenguaje directo, sencillo y familiar. Después de toda la campaña, este tipo de materiales deben ser pensados como una carta que enviamos a un amigo. El tono debería ser: “Soy menganito/fulanita, del partido X. Durante todos estos días me he presentado ante vosotros y os he dado a conocer las claves de mi programa político. Vota por mí el día-D.”

6. Repitamos el mensaje de campaña

Cualquier material GOTV debe ir en línea con el mensaje de campaña previamente definido. La petición de voto debería condensar ese mensaje en pocas palabras, transmitir su esencia. Parece obvio, pero conviene recordarlo.

7. No olvidemos los datos básicos

En ocasiones hay campañas totalmente personalistas en las que el candidato refuerza su imagen en detrimento del protagonismo del partido. En otras, ocurre al contrario: si el candidato es claramente mejorable, se tiende a dar más presencia a la marca de partido. En cualquier caso, tengamos en cuenta otra obviedad: incluyamos siempre en nuestros materiales de petición de voto el nombre de nuestro candidato, el partido por el cual se presenta y la fecha de las elecciones. Pensemos en todas aquellas personas que no pierden ni un minuto de su vida en hablar de política. Si deciden ir a votar, debemos ponerles las cosas fáciles.

8. Pidamos y dejemos pedir

El candidato no tiene por qué ser la única persona que pida el voto directamente para su proyecto, también pueden hacerlo otros políticos, empresarios, escritores, actores, etc., gente que por su prestigio social de un valor añadido a la petición de voto. Generarán mayor adhesión y su propuesta será percibida como más sincera y natural.  En este caso, este tipo de acciones suelen tener un carácter más lúdico y social y pocas veces se concretan en una carta tradicional. Un ejemplo podrían ser las acciones que artistas como Joaquín Sabina, Ana Belén y Víctor Manuel o Miguel Bosé llevaron a cabo en las pasadas elecciones generales en favor de Zapatero –inmortalizado con el gesto de la ceja.

9. La clave, el contacto

La clave de éxito de las acciones GOTV es el toqueteo, el contacto, el saber llegar al elector. Y para ello es necesario movilizarse, controlar muy bien los tempos y el mensaje y salir a la calle –física y virtualmente.

Condesemos el mensaje de nuestra campaña y digámosle al elector: “por favor, no olvides que necesitamos tu voto el día-D.” Digámoslo de forma sencilla y no tengamos miedo de contactar con el elector. Eso sí, utilicemos en todo momento nuestro sentido común y no hagamos llamadas a horas intempestivas o visitas a la hora de la siesta.

Si recordamos a la gente que nos apoya la importancia de ir a votar y conseguimos que entiendan y valoren nuestro proyecto, tendremos mucho ganado.

Anuncios

Acerca de sandrabravo

Asesora de comunicación y estructuración del mensaje. Mi materia prima son las ideas y las palabras. ¡Me encanta jugar con ellas! Me apasiona la política y el teatro, quizá porque a veces me cuesta diferenciarlos. Mi máxima: un día sin sonreír es un día perdido.
Esta entrada fue publicada en Grassroots y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s