Al pueblo, fútbol y Esperanza

Esperanza Aguirre ha vuelto a hacer de las suyas. A decir, mejor dicho. Porque, si algo sabe hacer bien esta mujer, es soltar declaraciones incendiarias en el momento adecuado y en el lugar oportuno para crear aquello que se conoce comúnmente como “cortina de humo”. Aguirre es un auténtico camaleón político: si es la feria de San Isidro, soy la primera en vestirme de chulapa; si inauguramos un hospital, luzco el uniforme de enfermera y, si se da el caso, hablo de fútbol y lo mezclo con nacionalismo para que nadie hable de la economía y de la que está cayendo ahí fuera… En Roma, al pueblo se le daba pan y circo; en esta ocasión nos lo han cambiado por fútbol y la verborrea de Esperanza Aguirre.

Muchos han sido los que han apuntado rápidamente que las declaraciones de la presidenta madrileña son una mera tapadera -e incluso un montaje barato-, sin embargo, pocos nos hemos contenido de entrar al trapo –yo misma con este post soy un ejemplo-. Y en todo caso hoy Aguirre ha decidido seguir con la polémica mediante tweets incendiarios y conversaciones “animadas”, en plan patio de vecinos a lo 2.0. Si todo va bien, podrá alargar la polémica hasta el mismo viernes.

La final se jugará, porque hay pocas cosas tan sagradas como el fútbol. Las aficiones pitarán como nunca cuando suene el himno de España y el Príncipe rememorará sus años de noviazgo con Sannum para hacerse el sueco* y poner cara de circunstancia. Al día siguiente la noticia carecerá de novedad, ya que habrá acaecido todo lo esperado, a no ser que entretanto el Rey, que no acudirá al partido, haga alguna de las suyas y mandé los planes de protagonismo mediático de Aguirre al traste.

A todo esto, la final de la Copa del Rey coincidirá con una manifestación falangista en Madrid, con lo que podría llegar a liarse la de San Quintín. Esperemos que no sea así, pero en ese caso Aguirre entonará aquello de “no digáis que no os avisé” y sacará a relucir su idea de España, cargando contra los nacionalismos periféricos, como si la única idea de nación válida fuera la suya. Ello al tiempo que reclama su libertad de expresión mientras intenta prohibir la de cientos de aficionados

A Aguirre le gusta jugar con fuego y quien lo hace, aunque no se queme, puede provocar algún incendio…

*Fe de errores. Estaba convencida de que Sannum era sueca, pero es noruega, como bien me ha hecho saber @hooligags, que acepta que no me guste el fútbol pero no me consiente, bajo ningún concepto, que confunda la nacionalidad de la modelo. ¡Mis disculpas! Pero como había hecho la broma fácil, lo dejo así con este comentario “aclaratorio” 😉

Anuncios

Acerca de sandrabravo

Asesora de comunicación y estructuración del mensaje. Mi materia prima son las ideas y las palabras. ¡Me encanta jugar con ellas! Me apasiona la política y el teatro, quizá porque a veces me cuesta diferenciarlos. Mi máxima: un día sin sonreír es un día perdido.
Esta entrada fue publicada en Análisis comunicación política y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s