15 consejos para triunfar en política

Este artículo lo he escrito conjuntamente con mi socio, David Espinós.

¿Se dedica usted a la acticvidad política? ¿Está cansado de que el CIS, el CEO y cualquier estudio de medio pelo le deje en evidencia? No se preocupe. Triunfar en política resulta más fácil de lo que parece. Es cuestión de ser disciplinado y tener unos principios claros –más unos de repuesto por si a alguien no le gustan-.

Le ofrecemos a continuación unos fáciles consejos para mejorar su imagen pública o que, como mínimo, pueda vivir con la conciencia tranquila. Como todo en esta vida, es cuestión de práctica y, cuanto más se esfuerce en llevarlos a cabo, mejor resultados obtendrá.

  1. En política, el orden de los factores altera el valor del producto, así que anteponga siempre su propio beneficio al de los demás.
  2. Los que piensan que la política trabaja por el bien común son una panda de dementes soñadores. No se deje influir por ellos.
  3. Haga siempre todo lo contrario de aquello que prometió en campaña. Las promesas están precisamente para eso: para incumplirlas.
  4. Después de perder unas elecciones, prometa todo aquello que nunca hizo cuando estaba en el poder. Dígalo con indignación y un toque victimista.
  5. Después de ganar unas elecciones y provocar un cambio de gobierno, acuse a su antecesor de cualquiera de sus errores, aunque no haya vinculación alguna. La expresión herencia recibida le será de gran utilidad.
  6. No de excesivas explicaciones sobre su labor política, por absurda que esta sea, y haga todas sus declaraciones públicas a través de una pantalla de plasma. Impida cualquier tipo de pregunta. No se preocupe, siempre tendrá periodistas que vayan a escucharle y le den cobertura mediática.
  7. Hable de manera que nadie le entienda: con numerosos eufemismos, tecnicismos, incluso expresiones sin significado alguno. ¡De rienda suelta a su imaginación!
  8. Intente que sus medidas beneficien al menor número posible de gente y perjudiquen a la gran mayoría. Es decir, ayude a sus amigos y familiares –siempre que sean personas decentes y pudientes- y ahogue a los más desprotegidos.
  9. Repita en contadas ocasiones aquello de la justicia es igual para todos, pero nombre solo a jueces serviles y agradecidos que apliquen leyes injustas y discriminatorias. Sin ellos acometer el punto anterior le será más complicado.
  10. Si tiene algún momento de debilidad (corrupción, malversación, escándalo público…), no se preocupe. Sus amigos le protegerán con tal de que usted mantenga en silencio sus correspondientes momentos de debilidad. Ya se sabe: hoy por ti, mañana por mí
  11. No se le ocurra jamás dar la cara, asumir responsabilidades o pedir perdón. Recuerde: dimitir es un nombre ruso.
  12. Haga caso omiso de cualquier petición ciudadana. ¿Quién cree aún que la soberanía reside en el pueblo?
  13. Renuncie a sus valores por un módico precio. La honradez y la coherencia han pasado de moda. ¡Sea trendy!
  14. Eche siempre balones fuera ante cualquier problema y entone un discurso victimista. Es muy probable que el mundo entero haya organizado un complot contra su persona.
  15. Durante la campaña electoral, disimule cualquier atisbo de yo estoy en política para forrarme. Una vez le hayan votado, haga lo que le dé la gana.

¡Mucha suerte y ánimos! El esfuerzo valdrá la pena…

opinión de los políticos sobre el CIS

¿Política ficción? Estos quince puntos podrían ser el guión de cualquier comedia política de mal gusto, pero por desgracia la realidad a menudo supera la ficción y son un reflejo bastante acurado de la política actual. Es probable que le vengan a la cabeza numerosos nombres de políticos que actúan así, ya sea desde el gobierno o desde la oposición. Lo más triste es que los que no lo hacen –que haberlos haylos- constituyan la excepción que confirma toda norma.

Hemos titulado este post 15 consejos para triunfar en política, pero nos hubiera sido igualmente útil 15 motivos por los cuales los ciudadanos están hasta los cojones tienen una pésima imagen de los políticos. La última encuesta del CIS vuelve a dejar claro que uno de los problemas esenciales para los ciudadanos españoles sigue siendo la clase política. Ninguno de los principales líderes de los partidos aprueba, pero lo peor no es la nota en sí, sino que ninguno de ellos tenga intención de hacer nada para mejorarla. ¿Es acaso el valor diferencial de la #MarcaEspaña que tanto les preocupa?

Anuncios

Acerca de sandrabravo

Asesora de comunicación y estructuración del mensaje. Mi materia prima son las ideas y las palabras. ¡Me encanta jugar con ellas! Me apasiona la política y el teatro, quizá porque a veces me cuesta diferenciarlos. Mi máxima: un día sin sonreír es un día perdido.
Esta entrada fue publicada en Análisis comunicación política y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s